Gracias por el Kilo

Parroquia Ntra. Sra. del Buen Consejo de Valencia

A todos los niños que han colaborado en la operación Kilo, a los papas y mamas del colegio y a la Directiva y profesorado del 103.


La presente es para comunicarles que estos días han sido particularmente intensos en la Parroquia y queríamos hacer un hueco para agradeceros vuestra generosidad en este tema tan importante de ser solidarios con los que en esta crisis lo están pasando peor.

Deciros que vuestras ayudas han sido un refuerzo grande a la labor que realiza el segundo Economato de alimentos que hemos creado para llegar a las familias de la zona. Los beneficiarios y sus familias además de recibir gratis una serie de productos encuentran un descuento del 60% en los restantes. Así paliamos las dificultades para llegar a fin de mes. Y aunque es verdad que estamos en rodaje, sin embargo estamos satisfechos del enorme número de voluntarios que se han sumado al proyecto y de poder servir a tantas familias.

Vuestra ayuda ha sido abundante como siempre y muy oportuna. Vuestras aportaciones son ya remedio y gran ayuda en estas fiestas tan entrañables. Ahora, nos queda gestionar un pronto y solidario reparto de leche para los desfavorecidos que tienen niños pequeños… 

Creo que sabéis poneros en la piel de los demás y que os alegraréis de que  circule la moneda de la gratuidad y la fraternidad. Pero queríamos que constara nuestro reconocimiento al gesto que año tras año tenéis con esta campaña del kilo. El hecho de que aboguéis por hacer más humana la convivencia en medio de un sistema económico que -cuando suenan las alarmas y se piden sacrificios- se adelanta a sacrificar a las personas, nos llena de alegría. Y que desde el colegio se eduque en estos valores que humanizan y dignifican a las personas merece nuestra mejor felicitación. 

Seguiremos aportando en cada momento, junto a la ayuda de carácter material, las excelencias y mejores esencias del corazón. Esperemos que el año entrante tenga otro signo y no se recrudezca la situación actual, porque ciertamente la crisis está comprometiendo gravemente la supervivencia de muchas familias. Por eso, y a riesgo de cansinos, insistimos en aplaudir vuestro protagonismo en este bien realizado; Dios os bendiga y multiplique con creces el favor que habéis hecho a los pobres.

Desearos, finalmente, nuestros mejores parabienes y sinceros deseos para que, en estas fiestas entrañables, descanséis y disfrutéis del calor de la familia y los amigos, de la cercanía de la gente del barrio y de esta Parroquia.  


Atte. Don Ángel, Párroco de ésta.